Venezuela ofrece ayuda energética a la UE a cambio de levantar las sanciones

Venezuela ofrece ayuda energética a la UE a cambio de levantar las sanciones

En medio de la crisis energética que azota a Europa, agravada cada día más por las consecuencias de la guerra en Ucrania, Venezuela se asoma a la mesa como un posible facilitador. El régimen chavista que gobierna el país con las mayores reservas de petróleo del mundo ha tendido la mano a los Veintisiete para ayudarles en la materia, con la condición de que se levanten las sanciones contra Caracas.

El ofrecimiento se ha realizado por parte del Gobierno venezolano, en medio de la III Reunión de ministros de Relaciones de Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE), un cónclave donde participan 54 países que sirve como puente entre ambas regiones y que no había sido activado en los últimos cinco años.

Desde Buenos Aires, el canciller venezolano Carlos Faría ha asegurado que su presidente Nicolás Maduro “está dispuesto a ayudar” a los Veintisiete a sobrellevar la crisis energética “con un comercio justo, en igualdad de condiciones y beneficios”. A cambio, Caracas alega que “solo pedimos la liberación de nuestros activos en los bancos europeos y el cese del bloqueo económico y financiero contra Venezuela”.

“Tenemos recursos secuestrados, robados, represados en instituciones bancarias de los países miembros de la Unión Europea. Tenemos oro secuestrado por un banco de Europa, el Banco de Inglaterra”, explicó el funcionario en un comunicado de su despacho citado por RTVE y agencias internacionales, en el que detalla las restricciones financieras contra su Gobierno, incluyendo el litigio que maneja la Justicia británica acerca de las reservas de oro y que disputan el Banco Central de Venezuela (dirigido por el régimen) y la comisión delegada por la presidencia interina, reconocida por Londres, del dirigente opositor Juan Guaidó.

Borrell pide ejercer “toda la presión” para reactivar el diálogo

En particular Faría se refiere a que su Gobierno le ofrece al club comunitario ser proveedor de hidrocarburos y gas, y que Caracas espera entonces que el 14 de noviembre no se renueven las sanciones impuestas contra Venezuela. Ese lunes caduca la prórroga de Bruselas acerca de la vigencia de las medidas, por lo que el régimen chavista considera que los Veintisiete deberían evitar ampliarla como “una muestra de acercamiento pacífico y constructivo hacia la región”.

Mientras tanto, el Alto Representante para Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, desde Buenos Aires ha comparecido ante varios medios de comunicación para hablar precisamente del proceso de diálogo en Venezuela. En ello, el jefe de la diplomacia europea ha pedido que se ejerza “toda la presión política” posible para propiciar el retorno al diálogo entre el Gobierno chavista y la oposición.

“Habrá que hacer toda la presión política que ya venimos haciendo para que estas negociaciones entre Gobierno y oposición empiecen”, ha aseverado Borrell desde la sede de la UE en la capital argentina. “Las negociaciones entre Gobierno y oposición en Venezuela están empezando siempre y no empiezan nunca. Todos los días decimos que van a empezar y no lo hacen”, ha espetado el político catalán.

Hacemos un llamado a los países europeos a condenar este bloqueo petrolero y a unir fuerzas para retomar el sano ejercicio comercial que ha existido entre nuestra industria petrolera y las empresas europeas de petróleo. ¡En Venezuela estamos listos para un nuevo relacionamiento! pic.twitter.com/aYw9V4G5TM

— Carlos Faria (@Fariacrt) October 27, 2022

El jefe de la diplomacia europea ha recordado que las elecciones presidenciales en el país están “en el horizonte”, previstas para 2024 si no ocurre algún adelanto, por lo que ha razonado que comenzará el proceso de primarias que involucra a la oposición venezolana porque “tendrá que escoger candidato”, que en Venezuela se prefiere que se sea uno solo para concurrir contra el presidente Maduro. @mundiario

Lea También