Tanques de pensamiento guardan silencio ante la nueva realidad de El Salvador

Tanques de pensamiento guardan silencio ante la nueva realidad de El Salvador

Las ONG conocidas como «tanques de pensamiento» han guardado silencio al no publicar y presentar análisis coyunturales, o hacer conferencias de prensa como era usual, para reconocer la nueva realidad económica y social que vive El Salvador con el Gobierno del presidente Nayib Bukele.

Algunas de esas organizaciones, como la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), durante los gobiernos de ARENA y del FMLN presentaban análisis trimestrales de la situación económica o social, y otras, como Acción Ciudadana, se pronunciaban contantemente en relación con diversos temas de interés nacional; sin embargo, en la actualidad ambas se niegan a reconocer la buena gobernanza.

En el pasado, incluso, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y los Aliados por la Democracia (que aglutina a ONG de izquierda y derecha) se pronunciaban por temas de coyuntura, pero también guardan silencio a pesar de los avances en educación y salud pública.

Los «tanques de pensamiento» tampoco dan postura por temas como la drástica reducción de los homicidios, el combate frontal contra las estructuras delincuenciales y la reducción de delitos como las extorsiones, las desapariciones forzadas y las privaciones de libertad.

Esas organizaciones se han plegado a las posturas de los partidos políticos salvadoreños de oposición y a sus similares internacionales, como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, que dicen que defienden los derechos humanos y atacan las acciones legales que ha tomado el Ejecutivo como el régimen de excepción y el Plan Control Territorial para el combate de pandillas y el crimen organizado.

El Gabinete de Seguridad del Ejecutivo reportó el martes pasado que más de 57,000 mareros y pandilleros han sido capturados desde marzo de este año con la implementación del régimen de excepción, y han sido decomisados al menos $1.4 millones en efectivo que las estructuras delincuenciales habían cobrado en concepto de extorsión.

El sociólogo y analista Mauricio Rodríguez explicó que los diversos «tanques de pensamiento» —de izquierda o derecha— nacieron durante la guerra o posguerra, nutriéndose de fondos extranjeros o nacionales, y obedecen a una agenda política; por lo tanto, siempre tratarán de desconocer el trabajo del Gobierno de Bukele.

«Todos ellos [los tanques de pensamiento] obedecen a una agenda predeterminada en la cual, por su naturaleza, por sus raíces, por ser unos de ARENA y otros del FMLN, siempre están tratando de desvirtuar y desconocer en gran medida el trabajo que el Gobierno actual hace», explicó el analista.

Agregó que los «tanques de pensamiento» juegan un papel de «oposición y no encuentran otra manera de desvirtuar los logros que el Gobierno Central ha tenido con el apoyo de la Asamblea Legislativa».

Lea También