Según la CEPAL, un tercio de la población de América Latina vive en la pobreza

Según la CEPAL, un tercio de la población de América Latina vive en la pobreza

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó este jueves, en Santiago de Chile, el informe Panorama Social 2022, un documento devastador, pues señala que 201 millones de personas (es decir, 32,1% de la población total de la región) viven en situación de pobreza.

El informe, que tiene como tema central la educación y su rol en el debate de políticas para la recuperación en la región, señala que 82 millones (el 13,1%) de esos 201, viven en la extrema pobreza. Esto implica que hubo un incremento de 15 millones de personas en esta situación con respecto al tiempo pre pandémico.

“Después de un fuerte crecimiento de la pobreza y un leve aumento de la desigualdad de ingresos en 2020, a consecuencia de la pandemia por Covid-19, el 2021 dio cuenta de una reducción de las tasas de pobreza extrema y extrema pobreza y un crecimiento de los estratos de ingresos medios, que no fue suficiente para revertir completamente los efectos negativos de la pandemia”, explica la publicación que vaticina un leve aumento de la pobreza extrema para fines de 2022.

Retroceso para la región

De acuerdo con la CEPAL, la incidencia de la pobreza es mayor en algunos grupos de la población de la región, siendo los niños, las mujeres y los indígenas los más afectados.

Asimismo, la desocupación laboral proyectada para 2022 representa un retroceso de 22 años, afectando especialmente a las féminas, para las que la desocupación aumenta de 9,5% en 2019 a 11,6%.

José Manuel Salazar-Xirinachs, secretario ejecutivo del organismo de la ONU, sostiene que “los países enfrentan una crisis silenciosa en educación que afecta el futuro de las nuevas generaciones”, por lo que instó a las naciones a invertir en sistemas educativos. Y es que, durante la pandemia, América Latina y el Caribe sufrió la interrupción educativa más prolongada a nivel internacional, donde se evidenciaron las desigualdades en el acceso a conectividad, equipamiento y habilidades digitales.

Publicidad 256960

Ante esta situación, la CEPAL advierte que la región corre el riesgo de sufrir una “cicatriz permanente en las trayectorias educativas y laborales de las generaciones más jóvenes”.

Brechas de género

Las brechas de género persisten en 2022. En promedio, las estudiantes tienen peores desempeños en matemática y ciencias durante la educación básica, disparidades que se profundizan en los cuartiles de ingresos más bajos. De hecho, en la mayoría de los países de la región, la proporción de mujeres graduadas en carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas no supera el 40%.

Salazar-Xirinachs considera que es tiempo de “políticas transformadoras y ambiciosas”. “Se requieren esfuerzos intersectoriales de política pública que vinculen la oferta educativa con la salud, el trabajo y la protección social, y que permitan asentar mecanismos para garantizar un nivel de bienestar e ingresos en una era de volatilidad e incertidumbre”.

Por consiguiente, llamó a los países a construir “nuevos pactos sociales acompañados de contratos fiscales para avanzar en el fortalecimiento de la democracia, la cohesión social y garantizar la sostenibilidad financiera de los sistemas de protección social en la región”. @mundiario

Lea También