Partido condenado por mal uso de fondos públicos volvería a competir en elecciones de 2024 

Partido condenado por mal uso de fondos públicos volvería a competir en elecciones de 2024 

El derechista partido Fraternidad Patriota Salvadoreña (FPS) ya ha sido condenado por el mal uso de fondos públicos provenientes de la deuda política, y recientemente fue inscrito para competir en las elecciones de 2024, cuando los votantes elegirán al presidente y al vicepresidente de la república, los concejos municipales y a los diputados de la Asamblea Legislativa y del Parlamento Centroamericano (Parlacen). 

Actualmente, el FPS está a la espera del resultado de un juicio que la Corte de Cuentas de la República (CCR) inició en 2020 debido a la falta de evidencia de cómo utilizó $38,511.71 que el Ministerio de Hacienda le transfirió en concepto de deuda política entre el 1.º de enero y el 31 de diciembre de 2015. 

Ese señalamiento está contenido en el examen especial que fue practicado por la Dirección de Auditoría Uno del ente contralor. En el documento, los auditores plasmaron que durante el proceso de investigación «no se logró obtener evidencia de la existencia de documentación legal que respalde el uso y registro de los fondos» del partido, cuyo secretario general es José Óscar Morales Lemus. 

Los auditores determinaron que la falta de información que respalde el uso de esos $38,511.71 vulnera la Ley de Partidos Políticos, que en el artículo 22 ordena que todos los institutos políticos deben «llevar contabilidad formal y contar con una auditoría interna […] sobre el uso del patrimonio propio y de los fondos obtenidos del financiamiento público y privado». 

Asimismo, los auditores concluyeron que FPS incurrió en la vulneración del Código Tributario. Los artículos 117 y 139 de ese cuerpo de ley exigen que incluso los partidos políticos deben disponer de contabilidad formal, la cual debe ser registrada en libros autorizados, complementarse con libros auxiliares y respaldarse con la documentación de los registros financieros. 

La deuda política en cuestión la recibió FPS para las elecciones de alcaldes y diputados de 2015. Según la memoria de elecciones publicada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), ese instituto político no presentó planilla para diputados de la Asamblea Legislativa, pero sí para algunos concejos municipales y para los 20 escaños de diputados del Parlacen. 

El secretario general del FPS ocupó la primera posición en la papeleta de votación del partido para el Parlacen, y según los resultados electorales del TSE, el instituto político solo obtuvo 11,210.01638 votos válidos y no ganó parlamentarios (ni por cociente ni residuo). Tampoco obtuvo alcaldes ni concejales a escala nacional, de acuerdo con los datos del organismo colegiado. 

FPS compitió nuevamente en las elecciones del 4 de marzo de 2018 y tampoco se coligó con otros institutos políticos para ganar curules en la Asamblea Legislativa o sillas municipales a escala nacional. El secretario general ocupó también la primera de las 24 posiciones en la papeleta de votación de diputados de la Asamblea Legislativa de su partido por la circunscripción de San Salvador. 

Esta vez consiguió gobernar con su bandera el municipio de San Lorenzo, en Ahuachapán, pero no ganó diputados para la Asamblea Legislativa y tampoco obtuvo 50,000 votos válidos; por lo tanto, fue cancelado por el TSE el 26 de julio de 2018. 

La Ley de Partidos Políticos establece en el artículo 47, literal c, que el organismo colegiado debe cancelar a un instituto político cuando «interviene en una elección de diputados a la Asamblea Legislativa [pero] no obtenga 50,000 votos válidos emitidos a su favor». 

Luego de haber sido cancelado, los miembros del partido iniciaron en 2019 el proceso para inscribirlo nuevamente ante el TSE. El organismo colegiado anunció el 12 de octubre pasado en Twitter que FPS —enviado a juicio de cuentas por la falta de evidencia en el uso de $38,511.71 de la deuda política— está oficialmente inscrito para competir en las elecciones de 2024. 

Se intentó conocer si el partido presentará candidatura para presidente y vicepresidente de la república, alcaldes y diputados de la Asamblea Legislativa y del Parlacen, pero no hubo respuesta del secretario general. 

El partido tiene dos cuentas en dicha red social, pero están es desuso desde julio de 2013 y abril de 2015. 

YA TIENE CONDENA EN FIRME 

Además de estar a la espera del resultado del juicio de cuentas por los $38,511.71, el secretario de FPS fue condenado el 31 de mayo de 2021 por responsabilidad patrimonial también a causa de la falta de evidencia en el uso de $34,094.08 de la deuda política que el partido recibió en el período del 1.º de enero al 31 de diciembre de 2014. 

«Debido a que el partido fue cancelado, de forma alternativa se solicitó información que pudiera tener al respecto el Tribunal Supremo Electoral; sin embargo, ellos únicamente recibieron por parte del partido los estados financieros auditados sin la documentación de respaldo respectiva. Como consecuencia, no se obtuvo evidencia del uso de $34,094.08 provenientes de fondos transferidos por el Ministerio de Hacienda al FPS en concepto de pago de deuda política», señaló la corte en el juicio de cuentas. 

En 2014, año en el cual nacieron los reparos de la CCR, el secretario de FPS fue candidato a presidente de la república por ese partido para el período 2014-2019, y compitió contra Norman Quijano, del derechista partido ARENA, y Salvador Sánchez Cerén, del izquierdista FMLN. Estos dos últimos partidos son opositores al Gobierno en turno. 

Los resultados electorales del 2 de febrero de 2014 revelan que el secretario general de FPS solo obtuvo 6,659 votos válidos, que no fueron suficientes para pasar a la segunda vuelta electoral, en la que sí compitieron Quijano y Sánchez Cerén, y que finalmente ganó este último. 

Tanto Quijano como Sánchez Cerén han huido del país para evadir la justicia salvadoreña, que les tiene casos abiertos por pactar con las pandillas a cambio de votos y por casos de corrupción. Ambos se han declarado perseguidos políticos. 

Lea También