La trabajos de mitigación que hizo el MOP en Quintas Doradas han eliminado los derrumbes

La trabajos de mitigación que hizo el MOP en Quintas Doradas han eliminado los derrumbes

Habitantes de la residencial Quintas Doradas, en Panchimalco, han manifestado que luego de la obra de mitigación que concluyó el Ministerio de Obras Públicas (MOP), no se ha registrado ningún derrumbe o deslizamiento en la zona. Incluso, luego de la tormenta tropical Julia, registrada en octubre de 2022, no hubo afectaciones ya que la obra estabilizó la zona más crítica del talud.

«En estas lluvias que hubo con la Tormenta Tropical Julia ya no hubo ningún deslizamiento, ningún árbol caído. Fue mucha lluvia, pero en toda la calle no hubo ningún derrumbe», señaló Clara Evelyn del Valle, quien vive frente a la zona intervenida.

La misma valoración tiene Claudia de Aburto quien recordó que incluso tuvieron una reunión con el alcalde de ese momento, quien era del partido FMLN, pero nunca les brindó una solución. «Se nota que el MOP está haciendo lo que debería estar haciendo, trabajando por la gente», dijo Aburto.

Las vecinas recordaron que desde 2005 se registró el primer derrumbe y a pesar de que pidieron ayuda a la alcaldía y al MOP de esa época, ninguna institución atendió el llamado. Los derrumbes continuaron, pero el más grave se reportó durante la tormenta tropical Amanda, la cual sucedió en junio de 2020.

Aproximadamente a las 4:00 am se registraba una fuerte lluvia, un perro que vivía en la calle lloraba en la puerta de la casa de Claraevelyn. Ella alimentaba al can frecuentemente, así que esa madrugada lo dejó entrar. Unos 10 minutos más tarde, sucedió el primer desprendimiento, que arrastró grandes cantidades de lodo que inundó hasta algunas casas y volcó vehículos.

Unos minutos después, llegó el segundo derrumbe, que trajo consigo piedras y árboles, los cuales se detuvieron en las casas, entre ellas la vivienda de Claudia. Ella hablaba con su esposo mientras sucedía el derrumbe, quien la calmó mientras pasaba el siniestro.

Pulgoso es el perro que Claraevelyn restacó el día del derrumbe. Actualmente es su mascota. Foto: Diego García

«La ayuda de Protección Civil, la Fuerza Armada y la PNC fue rápida. Vinieron inmediatamente a evacuar a la gente. El ministro vino ese mismo día en la noche. Era una cantidad de lodo que hasta la maquinaria pesada se deslizaba», recordó del Valle.

El ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez, llegó ese día al lugar del incidente para evaluar los daños, e inició las gestiones para estabilizar el talud. La obra se hizo en tiempo récord de acuerdo con los habitantes, ya que en dos meses aproximadamente ya les habían entregado la obra. «La gente que hizo el proyecto fue educada», recordaron.

Para esta obra, el MOP destinó $400,000 aproximadamente, beneficiando a 22 familias que habitan frente a la zona del talud, el cual tiene una longitud de 50 metros lineales y en una altura promedio de 12, que hacen un área total de 600 metros.

Lea También