La pobreza en Venezuela se reduce por primera vez en siete años

La pobreza en Venezuela se reduce por primera vez en siete años

Cada año, desde 2014, la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) presenta la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), sin embargo, esta nueva edición muestra una variación en el nivel de pobreza del venezolano. El informe presentado por Luis Pedro España, exdirector de Instituciones de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES-UCAB), y Anitza Freitez, geógrafa experta en estudios de población y coordinadora de la encuesta, sostiene que la pobreza se redujo de 65,2% en 2021 al 50,5% en 2022.

Una reducción de casi 15 puntos porcentuales con respecto al año anterior, lo que sugiere que Venezuela regresó a los niveles de pobreza existentes en 2018, cuando la hiperinflación y la pandemia todavía no habían hecho estragos a la quebrada economía venezolana. No obstante, el estudio recalca que “aunque la economía mejora, no mejora la situación de las familias”.

Publicidad 254815

Por su parte, España explica que “la movilidad aumentó a los niveles anteriores a la crisis de combustible de 2020. Es una buena noticia porque se recuperan los niveles de ingresos de la población y por ende hay un mejor disfrute de bienes y servicios”. Sin embargo, el sociólogo recordó que así como ha bajado la pobreza también ha crecido la desigualdad, ubicándose en 60% y comparándose con países como Namibia, Mozambique y Angola.

El especialista considera que a la economía “le puede seguir yendo bien” en 2023, pero “para que eso se convierta en bienestar social, necesitas políticas públicas y programas sociales muy distintos a los que tenemos ahora, que atiendan a esos venezolanos que no tienen las herramientas para acceder a ese crecimiento económico, pues llegaremos a un valle en el que no se va a poder seguir recuperando a la gente de la pobreza por ingresos”.

Burbujas de recuperación

Actualmente, Venezuela se perfila como el país más desigual del mundo. De hecho, las encuestas permitieron segmentar el ingreso promedio de los venezolanos en diez deciles que agrupan a diez grupos en función de sus remuneraciones. Lo que dio como resultado que el 10% de la población más adinerada gana 70 veces más que el 10% de los venezolanos más pobres.

No obstante, la desigualdad no solo se evidencia por los dispares márgenes de ingresos mensuales, también tiene una correlación geográfica. De hecho, casi el 40% de los hogares más ricos están en Caracas, donde se concentra apenas el 16% del total de hogares del país. La actividad económica que aglomera la capital le otorga una mayor estabilidad que en el interior. Y es que, mientras más rural la ciudad, peores suelen ser las condiciones de vida.

Asimismo, Freitez desmiente la equivocada frase de “Venezuela se arregló”, pues aunque se ha registrado un 6% del retorno de venezolanos que migraron, es poco factible un flujo de regreso equiparable a los que se han visto de salida. De hecho, señala que “la estructura demográfica ha venido cambiando abruptamente, aumentando los índices de envejecimiento y carga demográfica. Esta generación va a ser similar a la de países que estuvieron en guerra en los que la población joven se perdió por el conflicto, pero acá es porque se fueron”. @mundiario

Lea También