La nueva marea rosa en América Latina: ¿en qué países gobierna la izquierda?

La nueva marea rosa en América Latina: ¿en qué países gobierna la izquierda?

La ajustadísima victoria de Luiz Inácio Lula da Silva en la segunda vuelta de las elecciones generales en Brasil, consolida la segunda edición de la marea rosa que azotó América Latina a principios de la década del 2000. No obstante, a diferencia de aquella oportunidad, la izquierda domina ahora las cinco mayores economías de toda la región.

El expresidente Lula da Silva gobernó el país ininterrumpidamente desde 2003 hasta 2010. Ahora ha conseguido desplazar al ultraderechista Jair Bolsonaro, en una complicada contienda en la que obtuvo el 50.9 % (unos 60 millones de votos) frente al 49.1 % (58 millones) con los que se alzó Bolsonaro en un intento por revalidar su mandato. Por esto Lula ha sido declarado como el vencedor.

La victoria de la izquierda en el motor económico de América Latina, y uno de sus mayores exponentes a nivel global, consolida el regreso de gobiernos progresistas en la región en un nuevo ciclo político. La denominada marea rosa surgió hace ya 20 años con la victoria de Hugo Chávez en Venezuela, que precedió a una brusca vuelta a la izquierda en buena parte de los países de la región, en medio del boom de las materias primas y el refuerzo de un sentimiento antiimperialista.

Aunque en aquella oportunidad algunos países importantes no habían formado parte de ese bloque, para el comienzo de esta década las cinco principales economías de la región están gobernadas por Gobiernos afines a la izquierda. Brasil, Argentina, Chile, México y Colombia ahora tienen presidentes progresistas, siendo el más veterano Lula. La lista aumenta si se toma en cuenta a los Estados con mayor PIB, pues Perú, el sexto en la región, también está gobernado por un presidente izquierdista.

¿Quiénes gobiernan en Latinoamérica?

Solo en 2022 ha sucedido la investidura de tres presidentes de izquierda: Gustavo Petro, Gabriel Boric y Xiomara Castro. En los últimos años cada vez más el ala progresista del espectro político se ha ido afianzando, pero se han visto ciertos reveses electorales, a veces adjudicado a los últimos coletazos de la ola conservadora de finales de la década de los 2010, con el ascenso de Nayib Bukele en El Salvador, la victoria de Luis Lacalle Pou en Uruguay o de Guillermo Lasso en Ecuador.

En cuanto al resto de la región, la derecha Gobierna en contados lugares. En Paraguay, el presidente derechista Mario Abdo Benítez cederá su puesto en las venideras elecciones de 2023, algo que podría ocurrirle a su homólogo guatemalteco Alejandro Giamattei en los comicios generales de ese mismo año. A principios de este año el economista conservador Rodrigo Chávez llegó al poder en Costa Rica, mientas que el centrista Luis Abinader hizo lo propio en 2020 en la República Dominicana.

En cuanto al ala progresista, la lista comienza con el izquierdista Andrés Manuel Lopez Obrador en México y el centroizquierdista Laurentino Cortizo en Panamá, presidentes desde 2018 y 2019, respectivamente. La progresista Xiomara Castro ascendió al poder este año en Honduras, con el dictador Manuel Zelaya como su marido y primer caballero. En Belice el primer ministro Johnny Briceño también es de centroizquierda.

Colombia dio a luz a su primer presidente de izquierdas, Gustavo Petro, en julio de este año, mientras que la victoria del centroizquierdista Gabriel Boric se materializó con su investidura en marzo, dándole el crédito como el presidente más joven de la región. Ambos son fuertemente respaldados por el peronista argentino Alberto Fernández y su vicepresidenta, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner; así como los presidentes socialistas del Perú y Bolivia, Pedro Castillo y Luis Arce.

Gana Lula las elecciones en Brasil y así queda el mapa politico de América Latina.

-El clima esta cambiando, como aquella vez…
-De que hablas? Solo se nubló el día. pic.twitter.com/G176DjWJNq

— EL MAKINA 🎒 (@FrankElMakina) October 31, 2022

Todos ellos gobiernan sus países al mismo tiempo que lo hacen Nicolás Maduro en Venezuela, Miguel Díaz-Canel en Cuba y el tándem sandinista de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua, por lo que el bloque socialista en América Latina nunca ha contado con tantos miembros como ahora, pese a los escándalos de corrupción como Odebretch, la crisis venezolana y las protestas estudiantiles nicaragüenses. @mundiario

Lea También