Joven emprendió su negocio de postres en Osicala, Morazán

Joven emprendió su negocio de postres en Osicala, Morazán

Melanie Martínez, de 25 años, reside en Osicala, Morazán, y es una visionaria que desde que inició la pandemia de la COVID-19 decidió emprender con su negocio de postres llamado Toya. Ella comenzó a ver videos en YouTube para aprender a hacer diferentes recetas dulces.

«En pandemia venía de la ciudad al pueblo y se me antojaba mucho comer postres, por lo que comencé a hacerlos y vi que me quedaban muy buenos. Yo siempre he vivido acá, pero fui a estudiar a San Salvador y me acostumbré mucho a ciertos postres», contó la joven.

Añadió que se graduó de la carrera de Mercadeo, por los que al terminar sus estudios universitarios decidió regresar a su pueblo, en donde vive con sus padres.

La joven inició haciendo crepas, waffles y galletas, pero luego continuó aprendiendo otras recetas hasta hacer pasteles especiales para perros.

Martínez cuenta que, cuando el Gobierno decretó cuarentena domiciliar, ella fue incursionando en el negocio, primero ofreciendo sus postres a familiares y amigos. «Mis padres me decían si estaban buenos o qué era lo que podía mejorar. Ellos siempre me han apoyado y a mí me gusta mucho cocinar tanto comida dulce como salada», dijo la joven.

Añadió que su labor se expandió en el último año, cuando pasó a preparar nuevas recetas y ver que poco a poco iba aumentando su clientela.

Esto último la motivó a formalizar su emprendimiento, por lo que optó por buscar un local para promover su variedad de recetas, en las que se incluyen brownies, pasteles, entre otros, que se venden por porciones o enteros.

Lea También