Florida se tiñe de rojo: DeSantis y Rubio logran la reelección con una amplia ventaja

Florida se tiñe de rojo: DeSantis y Rubio logran la reelección con una amplia ventaja

Los primeros resultados de las elecciones de medio término en EE UU se han ido conociendo poco a poco, a medida que los estados cierran sus colegios electorales. El partido republicano se ha hecho con una importante victoria después de conseguir que Florida se tiñera de rojo con la reelección del gobernador, Ron DeSantis, y la del senador Marco Rubio para la Cámara Alta.

Con el escrutinio alrededor del 90 %, dos perfiles políticos con peso en el partido republicano, y que podrían tener posibilidades de aspirar a la presidencia de EE UU en las elecciones de 2024 han resultado victoriosos. El gobernador del estado del Sol, Ron DeSantis, ha conseguido revalidar su mandato para un segundo periodo al frente de uno de los estados clave, y de una agenda política controversial que busca frenar las ideas progresistas en su territorio.

Publicidad 254815

DeSantis ha ganado con el 59,5 % de los votos, alrededor de unos 4.594.700 respaldos frente a los de su predecesor, el exgobernador Charlie Crist, que ahora abandera al partido demócrata y obtuvo el 39,9 %, algo que se traduce en poco más de tres millones de votos. Crist se queda corto y no podrá acceder nuevamente a la gobernación del estado, un cargo que ocupó estando inscrito en el partido contrario hasta que giró hacia la izquierda en 2012.

El senador Marco Rubio también ha impuesto su dominio en los distritos de Florida. El político republicano conserva su escaño en la Cámara Alta, una ficha clave para que su partido pueda hacerse con el control del Senado tras sumar los votos del resto del país. Rubio, de origen cubano, ha sido electo nuevamente por un periodo de seis años con el 57,8 % de los votos, unos 4.456.538 respaldos frente a su contrincante Val Demmings, que se quedó a más de 10 puntos de distancia con 41.2 % de los votos escrutados.

Florida se convierte en republicana

DeSantis ha conseguido quedarse para un segundo mandato, mientras que Rubio ha ganado su tercera carrera al Senado estadounidense, al que accedió primero en 2011. Parte importante de su holgada victoria parece ser que el partido republicano se impuso en el bastión demócrata del condado de Miami-Dade, que ha dado unas cuantas sorpresas, como que tanto el gobernador como el legislador federal pudieron derrotar por una diferencia de 10 puntos a sus dos contrincantes, Crist y Demmings.

La elección de otros tres candidatos republicanos a la Cámara de Representantes en Miami-Dade parece indicar las sospechas de algunas firmas y sondeos de opinión. Florida es considerado un estado “bisagra” o “púrpura”, porque nunca ha tenido la tendencia de votar por un partido u otro. Pero las últimas elecciones demuestran un dominio conservador, especialmente porque los más recientes gobernadores han sido elegidos como dirigentes republicanos.

Tanto DeSantis como Rubio cortejaron a las comunidades cubanas y de la diáspora venezolana para apelar por el voto hispano, que como siempre es un objetivo claro en un estado de 22 millones de habitantes. Ambos candidatos habían señalado la deriva izquierdista de los demócratas en ciertos asuntos y habían usado de bandera los recientes acercamientos entre la Casa Blanca, bajo la administración de Joe Biden, con La Habana y las visitas a Caracas.

Con las victorias de DeSantis y Rubio, oficialmente ambos reafirman su importancia en el partido republicano. El gobernador ya le hace sombra a Donald Trump, con un perfil de sucesor de cara a las elecciones presidenciales de 2024, aunque el magnate asegure anunciar su candidatura para la semana que viene. @mundiario

Lea También