«Ese día visité a la Virgen de la Paz y le dije que en sus manos estaba si ganaba o no. Ella quiso que así fuera»

«Ese día visité a la Virgen de la Paz y le dije que en sus manos estaba si ganaba o no. Ella quiso que así fuera»

Belleza, inteligencia, humildad e integridad describen a Nayadeth Niseth Hernández Perla, de 20 años, quien cumplió uno de sus sueños al coronarse como reina de la edición 63 del carnaval de San Miguel.

La joven de piel blanca, larga cabellera castaña y que cursa tercer año de Licenciatura en Comunicaciones siempre soñó ser una candidata, participar en un concurso de belleza o en convertirse en una reina.

La madrugada del sábado 19 de noviembre su sueño se hizo realidad al ser elegida entre las cinco finalistas. «La verdad es que no me lo creía cuando dijeron que era una de las finalistas; luego de las preguntas, estaba muy nerviosa. Me identifiqué tanto con la pregunta que si el uso de las redes sociales puede afectar a una persona, y sí [afecta]», dijo la joven que representó a la colonia Ciudad Toledo.

Foto/Fátima Membreño

Ella asegura que una de las principales batallas que tuvo siendo candidata fue la seguridad y el uso de los tacones, ya que no estaba acostumbrada a usarlos. Sin embargo, poco a poco fue dejando sus temores y el pánico escénico y comenzó a creer en sus capacidades y dejar el evento en las manos de Dios y de la Virgen de la Paz.

«Ese día [de la elección] visité a la Virgen de la Paz y le dije que en sus manos estaba si ganaba o no. Ella quiso que así fuera y acá estoy. Con mucha responsabilidad y profesionalismo, voy a cumplir los planes que tiene el comité de festejos en mi función como reina», manifestó la soberana.

La joven agradece el apoyo de su familia y en especial el de su padre, quien no dudó en subir al escenario en el momento en que su hija fue coronada.

Sueña con conocer otras localidades tanto en El Salvador como internacionalmente, ya que ama la fotografía y conocer sobre otras culturas.

Lea También