El Departamento de Justicia designa a un fiscal especial para investigar a Trump

El Departamento de Justicia designa a un fiscal especial para investigar a Trump

Unos tres días después de que el expresidente Donald Trump anunciara su candidatura a la reelección de 2024, el fiscal general de EE UU, Merrick Garland, ha designado a un fiscal especial que se encargará de supervisar las investigaciones criminales en curso contra el exmandatario, específicamente por su papel en el asalto al Capitolio en 2021 y el manejo de los archivos clasificados confiscados en su mansión privada en Florida.

El funcionario que asumirá ese cargo excepcional será Jack Smith, un exfiscal de La Haya que supervisaba casos relacionados con crímenes de guerra, y que ahora trabaja para el Departamento de Justicia con una amplia y gruesa trayectoria que, según Garland, lo convierte en una figura “imparcial”, que ayudará a marcar las distancias entre el Gobierno y las investigaciones en curso contra el expresidente. El fiscal general ha asegurado que se trata de la “decisión correcta” según las circunstancias.

Publicidad 254815

“Basándome en los últimos acontecimientos, incluido el anuncio del expresidente de que es candidato a la presidencia en las próximas elecciones y la intención declarada del presidente actual de ser también candidato, he llegado a la conclusión de que es de interés público nombrar un abogado especial”, ha dicho Garland en su intervención pública, donde aseguró que el Departamento de Justicia se compromete con la independencia de poderes y la discreción en “asuntos especialmente delicados”.

El nombramiento de Smith como responsable de supervisar las pesquisas responde a las implicaciones políticas que pueden llegar a tener, específicamente, dos de sus cinco causas judiciales abiertas. Otras dos se tratan de asuntos civiles o penales relacionados con irregularidades en sus negocios, que se llevan en tribunales de Nueva York, mientras que la última es la que lo investiga por su presunta coordinación para revertir los resultados de las elecciones presidenciales que perdió en 2020.

¿Quién será el fiscal especial que investigará a Trump?

Smith es un exfiscal federal del estado de Tennessee, que también trabajó para la corte federal de Nueva York con sede en Brooklyn. También dirigió la Sección de Integridad Pública del Departamento de Justicia, que se encarga de investigar casos de corrupción gubernamental e incluso delitos electorales.

Durante la década del 2000 saltó el charco para trabajar en el Tribunal Internacional de La Haya y en la Corte Penal Internacional. En su paso por esos organismos se involucró en varios casos de crímenes de guerra, delitos de lesa humanidad y genocidios. En 2018 pasó a ser fiscal en jefe del tribunal especial de La Haya para Kosovo. A su regreso a EE UU, trabajó en casos de corrupción política.

Según la cadena de televisión estadounidense CNN, de Smith se espera que recopile información suficiente como para convocar la declaración de testigos ante el gran jurado en las próximas semanas, en un intento por acelerar las investigaciones, parcialmente paralizadas por la campaña electoral de los comicios de medio mandato y los recursos que ha ido introduciendo el equipo legal de Trump, como es el caso de la solicitud de que un perito independiente determinara admisible el privilegio sobre unos cientos de documentos oficiales, confiscados en Mar-a-Lago, que Trump reclama bajo confidencialidad ejecutiva.

El propio Garland se tomó el atrevimiento de mencionar, en al menos dos ocasiones, el delito de obstrucción a la justicia en relación a las presuntas violaciones a la Ley de Espionaje, respecto a la sustracción de documentos oficiales y clasificados que Trump guardaba en su mansión. Esas declaraciones del fiscal general pueden dar a entender que son los cargos más probables que puedan imputársele al expresidente. Aunque se supone que Smith ejercerá un rol autónomo, finalmente deberá ceñirse a la línea que trace la oficina de Garland, al menos en cuanto a la decisión acerca de las acusaciones que podrán hacérsele al exmandatario.

La figura de un fiscal especial que supervise las investigaciones en su contra no es nueva para el magnate. Se trata de un rol similar al que desempeñó el letrado Robert Mueller durante el primer juicio político de Trump, en la investigación por la injerencia rusa sobre las elecciones presidenciales de 2016. @mundiario

Lea También