EE UU alerta de la violencia extremista de cara a las elecciones legislativas

EE UU alerta de la violencia extremista de cara a las elecciones legislativas

Con las elecciones de medio mandato a la vuelta de la esquina, las agencias del Gobierno estadounidense han emitido una alerta de que la violencia extremista podrá verse incrementada a medida que se acerquen los comicios. El documento llega un día después de que un hombre presuntamente ingresó en la residencia de la presidenta de la Cámara de Representantes, y agredió violentamente a su marido.

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional, el FBI, la policía del Capitolio y el Centro Nacional para el Antiterrorismo, las “percepciones” de que ocurra un fraude electoral el 8 de noviembre “probablemente resultarán en mayores amenazas de violencia”, reza el comunicado conjunto difundido este fin de semana.

Las agencias gubernamentales detallan que los grupos extremistas podrán tener como objetivos a los votantes, “opositores ideológicos”, funcionarios electorales, candidatos o dirigentes políticos. Además, el riesgo es mayor para las personas que pertenecen a la minorías étnicas, raciales o religiosas, que podrán ser víctimas de individuos radicales.

Paul Pelosi, marido de la presidenta de la Cámara Baja de EE UU y una de los principales respaldos del presidente Joe Biden, Nancy Pelosi, fue hospitalizado y operado de emergencia debido a una fractura de cráneo que le dejó una agresión que le propinó un hombre de 42 años, presuntamente David DePape, que ingresó en su vivienda exigiendo ver a la líder demócrata, que no se encontraba en casa.

Biden vota por adelantado

El presidente estadounidense Joe Biden ha condenado la agresión contra Pelosi desde el viernes. Ahora, el mandatario norteamericano ha decidido votar por adelantado a las elecciones del 8 de noviembre, aprovechando que estaba de visita en la circunscripción electoral en la que está inscrito, en la ciudad de Wilmington, en Delaware.

 “Una cosa es condenar la violencia, pero no se puede condenar la violencia si no se condena a las personas que argumentan que las elecciones no son reales, que se robaron y que socavan la democracia”, ha dicho Biden a las puertas del colegio electoral. “Hay que dejar de hablar. Ese es el problema (…) hay que condenar lo que produce la violencia”, ha añadido.

El mandatario ha cargado contra el expresidente Donald Trump y sus simpatizantes, pero sin nombrarlos, en referencia al argumento del magnate de que las elecciones presidenciales de 2020 le fueron arrebatadas “ilegalmente” a través de un fraude en los resultados.

Biden ha votado en compañía de su nieta Natalie, con la que pasó una tarde viendo un partido de hockey, y quien con sus 18 años recién cumplidos ha sufragado por primera vez en su vida, junto a su abuelo, el presidente de EE UU. @mundiario

Lea También