Doce prioridades en el plan de gasto de 2023 en salud pública

Doce prioridades en el plan de gasto de 2023 en salud pública

El Gobierno del presidente Nayib Bukele tiene definidas las prioridades institucionales que ejecutará la cartera de Salud, que el próximo año recibirá un presupuesto de $1,131.15 millones, lo que representa un incremento del 4 % respecto al plan de gastos del presente ejercicio fiscal, que fue de $1,085.96 millones.

Francisco Alabi, ministro de Salud, explicó a los diputados de la comisión de hacienda de la Asamblea Legislativa —en el marco de la discusión del proyecto de presupuesto general del Estado— las 12 prioridades de inversión que tendrá esa cartera de Estado el próximo año.

Alabi detalló a los legisladores que entre estas se encuentran la atención de la primera infancia, niñez y adolescencia, los medicamentos e insumos, la salud materna, la ampliación de la cobertura del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), la mitigación de los efectos de la pandemia y la disminución de enfermedades no transmisibles y transmisibles.

La cartera de Salud también tiene como prioridades para el año venidero, según su titular, la infraestructura médica y el equipamiento, la transformación digital, la rectoría y la gobernanza del Sistema Nacional de Información en Salud (SNIS), el Instituto Especializado Hospital Nacional El Salvador (IHES), la gestión de riesgos y la respuesta ante emergencias, desastres y pandemias y el fortalecimiento de las redes.

«La prioridad que le ha dado el presidente Nayib Bukele a la salud pública ha sido clave en la transformación que hemos hecho en beneficio de la población», dijo Alabi a los legisladores.

El ministro también valoró que el presupuesto de la cartera de Salud se ha incrementado desde 2020, que fue el primer plan de gastos estatal de la administración Bukele.

«Es importante resaltar el crecimiento que ha tenido la inversión en salud y cómo vamos avanzando en el cumplimiento de los indicadores internacionales», dijo Alabi.

El presupuesto para Salud hace dos años fue de $757.85 millones, el aprobado para 2021 totalizó $1,037.56 millones, el votado para el presente ejercicio fiscal fue de $1,085.96 millones y el proyectado para el siguiente alcanza $1,131.15 millones.

Alabi agregó que la inversión anual en salud lleva los objetivos siguientes: fortalecer la telesalud (telemedicina, teleeducación y teleasistencia), fortalecer la calidad en la prestación de los servicios de salud con énfasis en la atención del paciente, modernizar la cadena de suministros para garantizar un óptimo nivel de servicios a escala nacional y fortalecer las acciones de salud mental.

Otros objetivos, explicó el funcionario, son crear el Centro de Enfermedades no Transmisibles (CENT), establecer la conectividad nacional mediante el expediente clínico electrónico y ampliar en todo el país el Sistema de Emergencia Nacional (SEM).

Además, trabajar en la formación del nivel superior para los profesionales de la salud, conformar el Consejo Salvadoreño de Trasplantes y fortalecer la capacidad de respuesta.

INVERSIÓN

  • El presupuesto 2023 asegura el financiamiento para comprar medicamentos, insumos, vacunas y oxígeno.
  • Lo destinado para inversión se incrementará en 22.5 % respecto a lo que se aprobó en 2022, que pasará de $128.82 millones a $157.92 millones.

Lea También