CUBO Sitio del Niño ha beneficiado a más de 22,000 salvadoreños

CUBO Sitio del Niño ha beneficiado a más de 22,000 salvadoreños

Miles de jóvenes salvadoreños han sido beneficiados con los Centros Urbanos de Bienestar y Oportunidades (CUBO), ya que gracias a estos espacios, construidos en sus comunidades, se les está brindando oportunidades de desarrollo integral que están impactando positivamente su vida personal, académica y profesional.

El CUBO Ingeniero Rigoberto Orellana, ubicado en el cantón Sitio del Niño, San Juan Opico, desde su inauguración a la fecha, ha recibido la visita de un aproximado de 22,000 personas, quienes han sido beneficiadas con áreas infantiles, juegos didácticos, consolas de videojuegos, espacios para clases, libros de diferentes géneros, computadoras e internet.

«Actualmente, recibimos entre 200 a 250 visitas a diario, hasta el momento [desde su inauguración] llevamos unas 22,000 visitas. La mayoría de personas son de Sitio del Niño, aunque vienen de todas partes del municipio, como del casco urbano, zona norte y sur», expresó el coordinador general del CUBO, Jimmy Alvarenga.

Este CUBO es administrado por miembros del comité juvenil HOPE, quienes imparten cerca 23 talleres y donde ponen en práctica sus conocimientos en psicología, informática, historia e idiomas. A esta labor, se unen líderes comunitarios, profesores de escuelas y personal de diferentes entidades de Gobierno.

Alvarenga destacó que han implementado una estrategia con la que se busca fomentar la lectura de los libros en los niños y jóvenes que visitan el CUBO. «Antes de jugar en las consolas, nosotros les pedimos que busquen un libro que más les guste y lean cinco páginas de este. Luego, les preguntamos qué fue lo que entendieron de lo que han leído. Según las estadísticas, tenemos que chicos entre los 12 y 16 años, ya llevan entre cinco y siete libros leídos hasta el momento», destacó Alvarenga.

De acuerdo con el coordinador, la implementación de este proyecto, en el municipio, ha llegado a «cambiar mentes y corazones en las personas que visitan el CUBO».

Lea También